Un grupo de cholas llevaron a la pasarela elegantes diseños de moda antigua con toques modernos que buscan revalorizar a la mujer aymara.

Las 35 cholitas desfilaron la noche del miércoles la ropa que les caracteriza en un hotel de cinco estrellas en el centro de La Paz, llevando una gama de colores y de telas para sus polleras, mantas e incluso el sombrero borsalino.

Cholita paceña"Estamos incursionando en darle elegancia y gallardía a la mujer de pollera, rescatando la moda antigua con un combinado moderno marcando la tendencia de este año", dijo a The Associated Press Rosario Aguilar de Promociones Rosario, que desde hace 10 años lleva el cada vez más popular desfile.

La mujer de pollera, como también se le conoce a la mujer aymara o cholita, se caracterizan por mostrar su poder económico mediante su vestimenta, con grandes joyas y accesorios que van desde el sombrero hasta anillos en todos los dedos de las manos y atractivos ganchos para cerrar sus mantas.

Un sombrero borsalino traído desde Italia llega a costar unos 500 dólares y una manta de alpaca bebé está cotizada en unos 1.000 dólares. Las faldas llegan a costar 400 dólares y las joyas van desde los 200.

Aguilar explicó que también tienen ropa más económica que aun así conserva la elegancia. Los más de 10 diseñadores y artesanos que participaron en el desfile rescataron la moda antigua apelando al corsé, las botas con taco y las mantas bordadas a mano.

"El desfile de la cholita paceña es una tradición de años que antes era organizada por los mercados y desde hace más de diez gestiones la Alcaldía Municipal es la que se encarga de organizar el certamen, buscando rescatar el proceso de visibilización de la mujer de pollera", expresó el Oficial Mayor de Culturas, Walter Gómez.

Promociones Rosario, que abrió hace un par de años su escuela de modelaje de cholitas, se expresó orgullosa de llevar su moda a hoteles de cinco estrellas. Gorditas, bajitas y muy autóctonas, así lucen las modelos cholas.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Top